Motivos para escribir un blog

A veces pienso en los motivos para escribir este blog. Al principio fue algo natural, que me atraía mucho. Pero con el tiempo aparecen ciertas dudas…

Y es que en sus inicios tenías muchas cosas que contar, muchos temas sobre los que hablar. Y muchas ganas de compartirlo con la gente y de recibir respuestas sobre todo eso en lo que pienso, así como nuevas propuestas para escribir.

Después de los primeros meses, mi actividad ha bajado, las visitas se mantienen por debajo de unas cinco diarias y apenas hay un comentario por entrada. Lo cual no es mucho teniendo en cuenta mis expectativas.

Sé que la forma de darle vida al blog y obtener mayores intercambios es escribir a menudo e interactuar yo mismo en otros blogs y foros de contenido similar, de forma que la gente allí pueda sentir curiosidad por lo que ven que escribo en mi blog.

Writer's Block I, motivos para escribir

Writer’s Block I, por Drew Coffman

El problema es que estoy en una racha en la que, de repente, todas las buenas ideas que tenía para escribir me parecen mediocres y poco interesantes, que el tiempo que tengo para leer y visitar blogs lo dedico a jugar y a desconectar. Más que necesidad de descansar, siento un deseo de aprobación y descargas de endorfinas o lo que quiera que se produzca en mi cuerpo cuando hago algo que me es placentero. Y esto no lo he logrado escribiendo, si no más bien jugando a un videojuego que me ofrece un poco esos ingredientes. Aunque hay muchas veces que también me aporta frustración y mal humor, ya que es totalmente competitivo.

Por eso, volviendo al inicio, ¿dónde están mis motivos para escribir?

Pues algo hay de querer ser escuchado y aprobado. En mi vida, tengo la sensación de que lo que más hago es escuchar. Apenas expreso lo que pienso y lo que siento. Necesito estar en confianza, tranquilo, sentirme bien, para poder expresarme con soltura.

En cambio, cuando no estoy tan bien, me cierro y lo único que termino haciendo es escuchar a los demás, a veces sin tener realmente ganas. Y me cuesta mucho definir mi espacio y mi necesidad de expresarme. Incluso cuando siento que hay cosas que quiero decir, me cuesta intervenir en las conversaciones, sobre todo si hay muchas personas, porque por evitar cortar a alguien, no inicio mi participación. Espero una pausa que nunca llega y sólo consigo meter palabra cuando hay alguien que me cede el espacio con una pregunta dirigida a mí.

A lo que llego con esto suele ser a ver a los otros como poco considerados con el otro (en este caso, yo) por ocupar todo el espacio con su conversación-monólogo. Y es cierto que con algunas personas esto es especialmente cierto, pero está claro que tal y como lo vivo yo, el nudo está en mí y en mi falta de determinación para defender mi espacio.

Finalmente, lo que pienso llegado este punto es que si tengo que hacer eso, defender un espacio, la conversación se convierte para mí en una batalla con los otros. Y no me interesa para nada comunicarme en esos términos.

Es por eso que el medio escrito me atrae más. O simplemente me resulta más fácil y cómodo. Porque aquí encuentro mi espacio y puedo expresar todos mis pensamientos hasta el final, eligiendo las palabras que encuentro más adecuadas. La pega es que por el momento, ahora se trata de mi monólogo, ya que no hay muchas respuestas. Tal vez tampoco las puede haber, ya que algunos pensamientos son tan personales que finalmente, poco hay que añadir.

Bueno y también está el hecho de que no estoy escribiendo mucho (o cuando lo hago, escribo en absurdo). Supongo que ese es el momento en el que estoy. Procuraré no dormirme en él.

En cualquier caso, creo que conservo una utilidad importante del blog, después de todo: sirve para expresarme, para exteriorizar todo lo que no puedo sacar de otra manera, para ordenar mis ideas. Y lo lea alguien o no, va cumpliendo su función con respecto a  mi necesidad. He aquí mis motivos para escribir.

Termino animándote a participar: ¿tus motivos para escribir son similares? ¿Estas satisfecho o satisfecha con el resultado? ¿Cuál ha sido tu evolución?

(Visitado 98 veces, 1 visitas hoy)

9 Respuestas

  1. Alex dice:

    Te animo a seguir escribiendo, aunque deje de parecer importante cuando te pones. Al fin y al cabo es como ya has dicho una forma fantástica de convertir tus pensamientos en palabras, y algunos de ellos nunca llegan a manifestarse claramente hasta que empiezas a juntarlas. No esperes nada de ello y encontrarás lo que da. Goza. ^^

    • Gracias, Álex. Esa es un poco mi conclusión. Lo que me cuesta un poco es no esperar nada de ello. Por suerte, no estoy en sequía total de ideas y ahora voy a tener un mes de vacaciones para poder dedicarle más tiempo. Así que no pararé.
      Un abrazo

  2. Marimar dice:

    Muchas veces nos cuesta expresar en general, ya sea en una conversación, en pareja o en otros ámbitos, y como dices tú parece que hay que librar una batalla para mantener tu espacio. Yo creo más bien que tenemos que librar una batalla con nosotros mismos para saber por que nos cuesta expresar, (me incluyo en esta situación) y casi siempre nos damos cuenta que si que tenemos cosas que decir pero no hallamos la forma o el momento o nos encontramos sin fuerzas para plasmarlo. Escribir es un escape que nos libera un poco de esa frustración que sentimos a veces después de no haber expresado oralmente nuestras ideas, pensamientos o sentimientos. A lo largo de la historia muchos escritores nos han dejado el regalo de sus escritos, (muchos de ellos tímidos o de pocas palabras) y han llegado al corazón y a la mente de muchas más personas. Bien es verdad que a veces se esta en dique seco y no apetece o no se sabe que escribir durante un tiempo, pero la mente humana se retroalimenta continuamente y aparecen más ideas y se fortalecen las existentes aunque adormecidas. La enorme valentía que has tenido ante esta iniciativa ya es tener tu espacio y tendrás tiempos de sequía y tiempos de abundancia como el ciclo de la vida misma. No seas tan exigente contigo mismo no tienes que demostrar nada, lo que eres y lo que vales ya lo saben quienes te conocen. Del blog lo que más cuesta es que lo conozca la gente y eso no se hace en poco tiempo, ten paciencia y sigue escribiendo

  1. 17 febrero, 2015

    […] tal vez merezca la pena, siempre que mis propios contenidos tengan su chicha. Si ya conoces mis motivos para escribir este blog, al menos para mí, la tienen […]

  2. 7 abril, 2015

    […] escribir o transmitir conocimientos […]

  3. 14 abril, 2015

    […] terminar de descifrarla. En cualquier caso, me resuena algo de la primera parte y he de decir que mi comunicación escrita suele ser mucho mejor que la […]

  4. 11 febrero, 2016

    […] a pesar de que el principal motivo para que escriba en este blog es que me gusta escribir y plasmar mis ideas en algo concreto, el hecho de que las […]

  5. 19 mayo, 2017

    […] mi blog, emite anuncios de terceros tras cada entrada. Es algo a lo que me había negado a recurrir una vez que el blog ya tenía sus primeros meses. Me planteé monetizarlo durante un tiempo, pero no entraba dentro de mis valores publicitar la […]

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza galletas, bueno, cookies, para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de mipolítica de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies