Cumpleaños y otras construcciones sociales

¿Qué valor tiene cumplir años? Los cumpleaños son una celebración común en muchas tradiciones pero, ¿qué sentido tiene para nosotros? Tal vez sólo los celebremos porque es una costumbre. Una costumbre que yo pretendo dejar de lado.

Ya hace algunos años que leí un libro llamado Las voces del desierto, de Marlo Morgan, en el que una mujer occidental (se supone autobiográfico) conoce a una tribu aborigen australiana con la que convive un tiempo, aprendiendo y desaprendiendo diversas facetas culturales. Poniendo en cuestión las propias y observando las de esa tribu, que aunque en principio parecen extrañas, resultan mucho más naturales, lógicas y útiles para la pequeña comunidad a la que sirven.

A pesar de la controversia sobre si la historia es verdadera o no, el mensaje no carece de sentido y para mí, poco importa que esté basada en hechos reales.

Una de las costumbres que cuestiona es precisamente la celebración de los cumpleaños. No sé si es porque se acerca mi fecha, pero se me ha antojado hablar sobre el tema.

cumpleaños

Here comes a new aesthetic, by JENNIFER MCCLURE

El punto es el siguiente: ¿por qué se nos felicita de esa manera, haciendo toda una serie de elogios, valoraciones y regalos por haber cumplido un año más?

¿Acaso hemos trabajado duro para ser un año más viejos? ¡No! No hemos hecho nada, el tiempo ha pasado y ¡zas! hemos completado otro ciclo alrededor del sol desde el día en que nacimos.

Tal vez me dirás que el hecho de sobrevivir tiene su mérito. A día de hoy, yo diría que no tanto, al menos en un país europeo-neoliberal, con todo lo que ello conlleva. Si acaso, tendrá mérito conservar un trabajo o conseguir uno en el que seamos pagados dignamente…

Entonces quizás puedas proponer que es bueno celebrar cosas en la vida, para hacerla más llevadera, o simplemente para reconocer y vivir la parte alegre que ésta puede tener.

En ese caso, igual que dicen en el libro, la propuesta es de celebrar una fiesta con tu familia, pareja, amistades, compañeros de trabajo o con quien quieras, cada vez que consideres que has logrado algo. Cada vez que has alcanzado una meta propuesta, que sientes que has madurado, que has aprendido cualquier cosa a la que puedas darle valor. Y que lo has hecho con tu esfuerzo consciente, mediante la toma de decisiones que no dependían sino de ti.

Eso tiene sentido.

cumpleaños cero

I Close My Eyes…. by MSVG

Y extendiendo el margen de esta entrada, podemos hacer lo mismo para todas esas tradiciones y celebraciones que, como los cumpleaños, se han instaurado tenazmente y con graves tintes consumistas en nuestra sociedad actual. Véase: día de los enamorados, del padre, de la madre, reyes magos, papá noel, aniversarios, santos… y todas esas fechas de obligado cumplimiento. Si no te adhieres a ellas puedes pasar por un bicho raro, ser rechazado, obtener desilusiones por no unirte al carro consumista y no hacer un esperado regalo y toda una serie de presiones sociales que intentarán mantenerte convencido de su importancia.

Analiza un poco más seriamente. Tal vez celebrar una fecha te ayuda a recordar un evento importante para ti, a mantenerlo vivo. O hay algo del acto de celebrar que te gusta, te encanta fabricar regalos, ofrecerlos, etc. Puede haber muchos motivos para mantener ciertas tradiciones personales.

Mi cuestionamiento va hacia todas aquellas que son estandarizadas y extendidas, sobre todo con el pretexto de comprar un regalo. Deshagámonos de ellas y adoptemos sólo las que tengan de verdad sentido para cada cual. No tienen porque fijarse en un día del año. Pueden recrearse cuando se crea conveniente.

Y por supuesto, no hace falta hacer regalos en cada ocasión. Es más, ¿por qué la persona que cumple años es la que recibe regalos, por ejemplo? ¿No sería lógico que fuera ella la que, contenta por ser más mayor ofreciera algo a los demás para celebrarlo?

celebracion

Flower Rain, by Vini

Cuando conocemos otras culturas y sociedades, minoritarias y no tan conocidas, tal vez a veces ficticias, pero desarrolladas con buen juicio, podemos comprobar que otra forma es posible (en muchos casos hacen justo lo opuesto a nosotros), que otro mundo es posible. Y no el que nos cuentan una y otra vez.

Por eso te animo a que compartas tus ideas, a que busques, leas y observes con curiosidad. Porque siempre habrá personas que hagan o piensen de manera distinta y tal vez más lógica y constructiva para los individuos y sobre todo, para el grupo.

Y para empezar te recomiendo que le eches un vistazo a algún libro de antropología social y cultural (Marvin Harris es una referencia que disfruté en su momento), la citada novela de Las voces del desierto u otra de corte similar pero desarrollada en torno a una tribu amazónica, El concepto del contínuum, de Jean Liedlof.

Disfruta de la diferencia y ¡encuentra la tuya!

Actualización: Y recomiendo una entrada sobre una clasificación entre los dos tipos de personas que hay en el mundo: ¡las que clasifican a las personas y las que no! No, en serio: Ovejas o tigres; los que siguen/reaccionan y los que deciden/se responsabilizan de sus actos.

¿Se te ocurren otras tradiciones que para ti no tienen sentido? ¿Y alguna que sea sólo tuya, personal y que otras personas podrían disfrutar si la conocieran?

(Visitado 801 veces, 1 visitas hoy)

7 Respuestas

  1. Marimar dice:

    Estoy de acuerdo en que el consumismo nos ha sumergido en una dinámica de fechas que no tienen razón de ser: el día de la madre, el día del padre, etc. Pero luego existen fechas que si tienen algún sentido para las personas aunque no necesariamente las tenemos que rodear de gastos y boato.Cada cultura elige fechas en las que celebrar juntos reuniones para compartir cariño, experiencias, admiraciones…incluso las de tipo religioso ya sea católico, protestante o suagili que quieren rendir homenaje a sus creencias en determinadas fechas.
    Desde luego es mucho mas coherente reunirse para celebrar algo conseguido a nivel personal y sin que sea una fecha determinada, pero si no surge nada excepcional ,o por lo menos la persona no lo cree así, no nos reuniríamos nuca o en muy pocas ocasiones, no celebraríamos nada ; en cuanto a celebrar me refiero a reunirse y pasarlo bien compartiendo cosas incluso algún regalo sin necesidad de gastar mucho y no meternos en el tornado del consumismo.
    Llegados a este punto quiero separar una cosa de otra; las fechas pueden existir, como en cualquier cultura ya sea para celebrar un año mas de vida o el solsticio de verano, la Navidad o el baile de iniciación de un adolescente para llegar a adulto e incluso la luna llena, esto siempre y cuando lo desliguemos de pompa , boato y despilfarro pecuniario.
    En mi opinión el cumpleaños tiene un valor en si mismo cultural y afectivo, sobre todo para los padres y en especial para las madres unido al cordón umbilical que no se separara nunca de sus retoños. La persona que cumple puede tomarlo de diferentes maneras: un día mas, un año mas, nada nuevo, algo especial, mas experiencia, un regalo , un paso, una andadura… pero los de su alrededor le felicitan porque están contentos de que haya estado un año mas en sus vidas.

  2. Marcos Domínguez dice:

    Muy bueno, el enfoque que planteas es más sano y lógico. Ah y el enlace de ovejas y tigres también está muy bien jeje

    • Sí, hay cientos de metáforas de la vida y nuestro comportamiento social rondando por ahí y muy buenas entradas y páginas en internet. Como también hay millones de ideas que se transmiten en cada momento. Y no hace falta buscar mucho, basta abrirse un poco de orejas y algo atrapas. 🙂

  1. 20 enero, 2015

    […] no soy muy de celebrar cumpleaños, así que ni siquiera lo pensé allá por noviembre, de hacer ninguna entrada especial de […]

  2. 17 febrero, 2015

    […] Al igual que Juan Núñez, de nuevo. Porque en la entrada Apagando las velas: muerte al cumpleaños, viene a reforzar lo que yo escribía hace poco sobre los cumpleaños. […]

  3. 11 abril, 2015

    […] a quién ha sido mi modelo de masculinidad principal. Casualmente es su cumpleaños, pero ya sabes lo que pienso de esta celebración, así que la dedicación es porque […]

  4. 21 abril, 2015

    […] ES una celebración para mí. Y el número cuenta. No, no es el aniversario del blog, que ya sabes que eso de las fechas no me va. […]

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza galletas, bueno, cookies, para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de mipolítica de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies