Zombis y coaching: el porqué de su éxito. Parte 2

Continúo con la explicación que comencé la semana pasada sobre el éxito de los fenómenos coaching y zombis, tratando de vislumbrar el porqué de estas fiebres en la época actual.

Mi intención es comprender estas tendencias y sobre todo, extraer la utilidad de su viralidad para poder utilizarla en nuestro desarrollo personal y profesional.

¿Lograré alguna de las dos cosas? Lo voy a intentar muy en serio. Tal vez me puedas ayudar en los comentarios.

O piopiando. Es decir, retuiteando los comentarios que destaco con la herramienta recién implementada en mi blog de vcgs.

Historia de zombis: inicio y crecimiento viral

Desde el curioso origen del concepto de zombi, creado por los nativos de Haití para escapar de la venta de esclavos, hasta las películas de terror de George A. Romero, los videojuegos Resident Evil o el cómic de Robert Kirkman, en el que se basa la popular serie The Walking dead, y otras innumerables referencias, hemos llegado a un momento histórico en el que la mayoría de nosotros estamos muy familiarizados con algo que ni siquiera ha ocurrido: una fantasía que cala realmente hondo en nuestro subconsciente.
Tanto que, quien más, quien menos, tiene ciertas nociones de qué habría que hacer en caso de llegar a un apocalipsis zombi.

[piopialo vcboxed=”1″]quien más, quien menos, tiene ciertas nociones de qué hacer en caso de apocalipsis zombi[/piopialo]

zombis

I ain’t scared of no zombies, por Patrick Emerson

Si leyendo estos dos párrafos te has despistado mucho con los enlaces, es que realmente hay algo que pica tu curiosidad. Te interesen los zombis o no. Y es de eso precisamente de lo que quiero hablar. Del poder de este concepto creado por la imaginación humana para dar respuesta a muchas necesidades y sentimientos que comparte la sociedad actual.

El éxito de los zombis, sobre todo en estos últimos tres años, está relacionado con el éxito del coaching, como comentaré más abajo, y tiene varios factores bien diferenciados.

El primero, más evidente aunque no sea el motivo de mayor peso, es la viralidad de las redes sociales y los medios de comunicación actuales que, utilizados por una cadena estadounidense y por algunas empresas de videojuegos, han sido explotados para lanzar su producto tras comprender algunos de los motivos del tirón del cómic de Kirkman y prever las posibles ganancias.
Y es que hace ya bastantes años que se crean historias sobre estos caníbales muertos, algunas de ellas muy conocidas dentro de un contexto limitado (novela, cine, cómic o videojuego). Pero sin esa velocidad de contagio con la que se propagan ahora las ideas, no osaban contagiar tanto fuera del círculo de búsqueda de dos o tres frikis.

Llegada al poder: políticas zombis

Los demás factores de su éxito, los que de verdad mueven este fenómeno de masas, se pueden encontrar en lo profundo de la mente colectiva. Destramando las angustias sociales de las que hablaba antes, los miedos comunes a tanta gente a día de hoy (y a lo largo del siglo XX, porque de crisis se viene hablando de lejos), podemos llegar a compara los zombis con varios arquetipos de forma inquietantemente unívoca.

Como bien explica el periodista José Saturnino Martínez en su artículo Apocalipsis zombi e ideología, los zombis son una representación de nuestra angustia ante una división del trabajo que ya no permite que seamos autosuficientes, del miedo a caer en estilos de vida que nos parecen muertos o del miedo a romper relaciones personales que se mantienen por inercia, sin vida.

estilos de vida zombis

Abandoned por Gemma Stilles

Por un lado, la desconfianza del estado y del cuerpo político se refleja en la muerte de dicho estado en el caso de un apocalipsis de este tipo.
Ante esta situación, el mundo político comienza de cero, las reglas sociales se reinventan y pasamos a depender de nuestro conocimiento más básico de supervivencia, incluidas las nociones de vida rural y aislada. Lo que refleja muy bien el cómic de Kirkman, a pesar de varios topicazos estadounidenses en torno a la justificación del asesinato, la protección de la familia o la transformación de una persona normal en héroe.

Con respecto a la trama política, empieza con la catarsis de imaginarnos una realidad donde pudiéramos prescindir de algo que en la actualidad demonizamos.
De nuevo cito a José para destacar una propuesta típica de varias sagas de descomposición de la sociedad conocida: lo que me interesa de este cómic es que plantea el problema del paso de la comunidad prepolítica, la familia y los amigos, a la comunidad política.

Pero aún hay algo a lo que deberíamos prestar más atención de su análisis. Y es que diferencia (a partir de la denominación de Jaques Rancière) entre orden político y orden policial.

En una situación zombi, las comunidades se deben poner de acuerdo para hacer frente a un mal común que las amenaza. Eso sería el orden policial, mientras que el orden político sería el estado de debate continuo para decidir cómo actuar frente a dichas amenazas. Con las prisas y el corre-corre-para-que-no-me-coman, el segundo suele ser más complicado y peligroso.
Si buscamos la metáfora en los gobiernos actuales, ¿hay alguna amenaza social frente a la que éstos puedan querer establecer un orden policial, es decir, fuera de todo debate?
Está claro que la hay, y por partida doble: la crisis y el terrorismo.

estado policial abandonado

abandoned prison, por AndreasS

Otros arquetipos sociales

Pero regresando del análisis de esta obra en viñetas, seriada y trasladada más tarde al videojuego, y retomando los reflejos con la vida real, el universo zombi nos apela a la posibilidad de la pérdida de relaciones, ya sea por muerte, abandono o por cambios que transforman una amistad o una pareja en una relación necrosada y vacía. En sus historias, abundan las muertes, los zombis de familiares que ya no volverán (salvo para pegarte un bocao), las separaciones y la aceptación de todo ello.
Por lo que abordan el duelo y sus fases, mostrando los estados emocionales de los que lo viven. De una forma tan cercana a la realidad, según el ejemplo de ficción, que logra una gran empatía.
De hecho, que la serie The Walking Dead se acerque más al drama que al terror es uno de los fundamentos de su éxito.

zombis, drama y abandono

Abandoned Mansion, Beirut, por craigfinlay

No se acaban aquí los símiles sociales. Tomando esta vez las palabras del taringuero Marcos Antonio Llanos Jiménez (eldownloader_pro), en su post Zombis, éxito, crítica social y supervivencia, dadas las características de los zombis que consisten en caminar estupidizados y en grandes grupos, comer sin saciar su hambre, vestir ropas rasgadas o en muy mal estado entre otras, lo interpretamos como la sociedad misma con un alto índice de consumismo y su inconformidad hacia lo que adquiere; el humano siempre a querido tener mas y mas sin valorar lo que tiene en estos momentos.

Además de que los zombis personifican la estupidez y la falta de integridad, en una masa que se mueve al son de un poder más fuerte que ellos. Un hambre provocada, en algunos casos por la misma ciencia (cuando se explica como una epidemia vírica) o los grandes poderes que manejan el mundo y que a veces pierden el control de la situación en eventos que no habían logrado prever (concepto de cisne negro). Hablamos aquí, entre líneas, del capitalismo, el neo-liberalismo y el consumismo fomentado y seguido por las masas, de la destrucción ecológica y las crisis financieras, por mencionar algunos referentes.

El coaching y lo de los zombis

Lo que empezaba como una teoría mía en realidad es algo que tanto del lado coaching como de los zombis, mucha más gente se ha planteado antes que yo. Y como no podía sentarme a escribir sin investigar antes un poco, he acabado hinchando la entrada con palabras que me han resultado muy oportunas. Y cortándola en dos entregas para no matarte mucho los ojos ni la cabeza.

Pero llegados a la relación entre ambos conceptos, de momento creo tener la exclusiva. Ya sabes, si encuentras algo similar por la red o si has sido tú la persona que lo ha escrito, ¡no dudes en compartir el enlace!

Así que, ¿qué hay en común?

Pues en este momento histórico en el que existe esta facilidad, velocidad y viralidad de comunicación globalmente, cualquier chispa que prenda dentro del sentir social y sus arquetipos ocultos, sobre todo si éstos no están diferenciados culturalmente, puede provocar un fenómeno de explosión similar. Y así tener el coaching mezclado con los zombis en la sopa de cada día. Mmmm, qué rico.

[piopialo vcboxed=”1″]Tenemos el coaching mezclado con los zombis en la sopa de cada día[/piopialo]

Para que prenda la pólvora, ambos tienen simultáneamente los componentes de desconfianza en las autoridades políticas, desilusión, frustración ligada a cierta agresividad (a veces contra sí mismo), necesidad de auto-gobierno e independencia, curiosidad por las relaciones humanas y las emociones

zombis niños

Zombie, por David Simmonds

Piénsalo, tanto para recrear nuestra imaginación en un mundo apocalíptico donde todo el sistema se viene abajo y hay que reconstruir desde cero, como para preguntarnos qué hacemos metidos en algo que no nos gusta y decidir prestar atención al tabú de nuestro mundo interior y emocional, los factores son los mismos.

Como resultado de este caldo de cultivo, empezamos a estar hasta el gorro, pero nos limitan el campo de acción y nos obligan a cerrar la boca. Por lo que comenzamos a cantar canciones con mensaje escondido, con metáforas sobre lo que no nos permiten hablar abiertamente. Y nos buscamos las castañas al mismo tiempo. Discurriendo alternativas y reflexionando (¿demasiado?) qué podemos hacer con nosotros mismos. Porque buscar y conocer nuestro mundo interior todavía no está prohibido. A no ser que estemos realmente en un mundo Matrix sin saberlo, claro.

[piopialo vcboxed=”1″]buscar y conocer nuestro mundo interior todavía no está prohibido[/piopialo]


zombis matan de viejos valores

Abandoned church, por Ben Salter

¿Qué, cómo te has quedado? ¿Se te ha fundido algún fusible o, por el contrario, esperabas que llegara más lejos?

Sí te ha faltado algo o directamente no puedes esperar a añadir tu opinión, ya sabes, tienes una entusiasta invitación a escribir aquí abajo.

Y para la semana que viene, sabiendo que voy algo escaso de tiempo y empiezo una formación los fines de semana, tengo una pequeña sorpresa: una colaboración. Habrá entrada, aunque no mía. Y estrenará sección dentro del blog, ni más ni menos… En cualquier caso ¡gracias por seguir leyendo!

Y si te quedas con las ganas de más, ya sabes que hay algunas entradas antiguas que probablemente no hayas leído aún, sobre un cuestionamiento a la autoridad, interrogantes sobre la masculinidad o consejos para aprender idiomas. Un abrazo.

(Visitado 128 veces, 1 visitas hoy)

5 Respuestas

  1. Marcos Domínguez dice:

    Has tirado por donde sospechaba jeje, el fenómeno zombi y el coaching como respuestas a la crisis del individuo actual. Me ha gustado el detalle de que el colapso del Estado en el género zombi sea reflejo de una desconfianza en el mismo, nunca se me había pasado por la cabeza pero tiene todo el sentido de mundo. Sigue así, un abrazo!

    • Como hay tanta literatura en este tema (sólo he mencionado la punta del iceberg, lo que más se conoce), tenemos cantidad de referencias y profundidades dentro de ella. Y cada cual relaciona distintas visiones de la actualidad social.
      Me ha resultado muy ameno escribir esta entrada, ya sabes, la vena friki. Me alegro de que además te haya gustado. Abrazo.

  2. Marimar dice:

    Ando un poco perdida en esta entrada. Porque el coaching lo entiendo como una manera de entrenamiento para reencontrarse desligándose de aprendizajes que nos han encorsetado en una vida consumista , sin sentido y sin la libertad de elegir nuestras metas. Pero los zombis me llevan a dos caminos: el que esta metido en la dinámica social capitalista consumista y se mueve sin tener criterio propio, y el que tras perecer con esa política revive y vuelve para comerse a los capitalistas. Este ultimo me gusta más, e incluso nos vendría bien unas cuantas oleadas de zombis para acabar con tanta corrupción, acaparación y políticas vampíricas que nos dejan secos.
    Esta entrada me sumerge un poco en la irrealidad de lo real, lo que no nos damos cuenta que que va minando y de repente nos hundimos , y es que la realidad supera la ficción.
    Besos.

    • Anda mira, qué curioso, no había visto a los zombis como agentes de limpieza del capitalismo.
      Para mí, encarnaban el capitalismo o sus seguidores y son los que huyen o luchan contra ellos los que se salen del sistema establecido y pretenden implantar una alternativa política y de vida.
      Pero está claro que a cada cual le sugiere una cosa distinta. Hasta ese punto llega su adecuación al subconsciente colectivo: rasca las paredes del fondo de la mente de toda persona y le evoca distintas ideas ligadas a arquetipos básicos sociales de relaciones interpersonales y de organización de grupos humanos (política).

      Y si seguimos teniendo opiniones seguro que hay una nueva interpretación por persona…
      Besos

  1. 3 marzo, 2015

    […] Aunque para no eternizar esta entrada, he acabado dividiéndola en dos partes. Tendrás que visitar la segunda parte para […]

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza galletas, bueno, cookies, para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de mipolítica de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies