El proyecto de ressourcerie se multiplica en Francia

¿Quieres saber qué es y cómo iniciar un proyecto de ressourcerie? Has dado con la entrada adecuada para hacer una primera inmersión en el concepto. Te doy la bienvenida!

Seguro que se me escapa información, pero hasta la fecha, no he dado con ningún proyecto de ressourcerie en España. Al menos, no como se desarrolla en nuestro país vecino.

Por eso vengo a explicar qué es, cómo funciona y algunos puntos de partida, a ver si a alguien le dan ganas de continuar la red en la península.

El post es largo, pero he preferido condensar aquí toda la información que he recopilado para que a quién le interese tenga una buena base.

El concepto de ressourcerie

Una ressourcerie es un lugar físico donde se recolectan objetos y materiales que ya no son utilizados por sus dueños, ya sea porque no los necesitan o porque les han encontrado un sustituto.

De esa forma, una ressourcerie gestiona, dentro de un territorio dado, una parte o la totalidad de la recuperación, la valorización, la reventa de esos objetos y materiales, y también la educación medioambiental.

Su actividad se ve inscrita en la actividad de gestión de residuos dentro de ese territorio.

En el día a día, dentro de su lógica de consumo, da prioridad a lo que se llaman las 3R: la reducción de residuos, la reutilización del objeto de consumo y sólo finalmente, al reciclaje de los materiales que los componen.

Las cuatro etapas de actividad

En cada ressourcerie de la red francesa tienen lugar cuatro etapas indispensables para que sea considerada como tal.

Recuperación

La primera es la colecta o recuperación de objetos, de todo aquello que ha sido descartado, pero que todavía es susceptible de ser utilizado por otras personas. Estos objetos pueden mantener el uso que se hacía de ellos antes o transformarse en otra cosa (un viejo tenedor que se convierte en perchero, por ejemplo).

ressourcerie recuperación

La recuperación y almacenaje

Hay tres formas de recolectar objetos.

La más sencilla e ideal por disminuir los costes, es el aporte voluntario de la gente al local. Para conseguirlo, es necesario trabajar la publicidad y la sensibilización, de modo que la gente considere que merece la pena la labor que hace una ressourcerie y se decida a acercarse al local para depositar las pertenencias que ha decidido tirar.

El local debe ser accesible, claro, con espacio de aparcamiento y no muy lejos del centro de la ciudad o pueblo donde se instale. Y, si es posible, con una valla exterior si hay objetos que van a almacenarse en el exterior, como piezas de baño, macetas y otros materiales que pueden permanecer a la intemperie sin estropearse.

La segunda forma es en los puntos limpios, a través de una convención de acceso, para poder hablar con la gente in situ y hacer también trabajo de sensibilización, recuperando los objetos antes de que caigan en los contenedores correspondientes.

Y la tercera forma de colecta es ofreciendo un servicio de recogida en las casas, sobre todo cuando la gente necesita vaciarlas por mudanzas, fallecimientos de familiares, ventas, etc.

Valorización

El objeto recuperado a menudo necesita una limpieza, pequeña reparación o simplemente un cambio de peinado, añadiéndole pintura, un “sello de la casa” o cualquier adorno en general.

Se puede aumentar su valor hasta el extremo de la creación artística y/o artesanal. Todo esto es la valorización.

En el caso de transformación, ya sea artística o meramente funcional, hay muchos recursos de hacking de objetos, páginas de DIY (do it yourself, o hazlo tú mismo), de planos open source… Por ahora, prefiero no alargar más el post, así que ya te he dado algunas palabras claves si quieres buscar un poco.

ressourcerie valorización

Valorización: reparación y limpieza

Dependiendo de la cantidad de personas implicadas en el proyecto y sus competencias, los medios materiales, el espacio de almacén y de taller y la cantidad de objetos recuperados en buen estado, la revalorización a veces puede ser una etapa muy corta.

Para poner un ejemplo, si recuperamos muchas tostadoras nuevas, tenemos poco espacio de almacenaje o pocas personas disponibles para la reparación, no hará falta recuperar prácticamente tostadoras rotas para la actividad económica y por tanto, no habrá mucho tiempo de valorización para ocuparse de ellas. Claro está que a no ser que se trate de una gran ciudad, no será el caso más común.

Y además, el objetivo, recuerdo, sigue siendo la reducción de desechos. Por lo que lo ideal es que podamos contar con un tiempo de valorización adaptado a los objetos que llegan y no limitado por el espacio o el tiempo de trabajo.

Venta

Tercera fase: la venta. Todos los objetos recuperados y valorizados pasan al espacio de venta para tener una segunda vida, convirtiéndose de paso en ingresos para el proyecto.

ressourcerie venta

Tienda para la venta

Según las previsiones económicas y el funcionamiento real de las ressourceries francesas, algunas de las cuales llevan funcionando más de quince años, tan sólo con los ingresos de ventas se pude llegar a pagar el alquiler del local, los gastos fijos, incluido el vehículo de transporte, y el sueldo de varias personas. Luego hablo de la parte financiera con más detalle.

Sólo añado que los temas de IVA e impuestos en España imagino que serían comparables al modo de funcionamiento de fundaciones y asociaciones como Rastro Reto o Remar. Admito que en este apartado todavía me falta información. Pero esta actividad supone menos impuestos que para una empresa que se dedique a las ventas. Eso seguro.

Sensibilización

Última fase, pero no por ello menos importante. Una ressourcerie tiene una razón de ser, una misión, en relación con el medioambiente y con la transformación de ciertos hábitos que están perjudicando seriamente nuestra sociedad (económica, cultural, ecológicamente…).

Por lo que está dentro de sus funciones hablar de ello a la gente. Explicar el porqué de lo que hacemos y qué es lo que pueden hacer ellos para caminar en un mismo sentido.

ressourcerie sensibilización

Stand de comunicación en eventos y ferias

Aquí el marketing puede apoyar una causa. El objetivo no es vender nuestro producto, sino transmitir una serie de valores que transformen la sociedad en algo que pensamos que es un poco mejor que lo que tenemos.

Hay muchas y muy interesantes formas de hacerlo. A cada ressourcerie de elegir la suya, aunque en muchos casos los acercamientos están muy en relación con la educación popular.

La creación de una ressourcerie*

*Les dossiers de l'âge de faire, nº69 nov 2012

Mientras que los puntos limpios y las estructuras que se encargan del reciclaje están ampliamente desarrollados en la mayor parte de Europa, los lugares destinados de la reutilización y la recuperación siguen aún muy por debajo en número y en volumen de objetos que pasan por su flujo de distribución.

ressourcerie buscando local

Buscando el local adecuado

Por lo que, desde el punto de vista de mercado, es una necesidad y un campo a explotar, que conviene incluso a las instituciones y a los gobiernos.

Y es que el tratamiento de residuos, además de complejo, es caro y sus resultados con respecto al medioambiente no cubren el impacto de todo lo que tiramos, debido al altísimo nivel de consumo y a los hábitos de malgasto que hemos ido desarrollando en los últimos 50 años.

Quién la puede crear

Cualquiera puede desarrollar este proyecto, ya sea un representante político, una asociación, una persona individual… pero conlleva una buena cantidad de energía y de trabajo inicial.

También hay que contar con diversas competencias: técnicas, administrativas, logísticas, relacionales, pedagógicas y comunicativas. Por lo que si en lugar de una persona, es un grupo, tanto mejor. Y formarse en estas competencias tampoco es difícil a día de hoy.

Qué forma asociativa o empresarial

Los criterios de la red de ressourceries francesa implican que respeten los valores de la economía social y solidaria: el servicio antes que el beneficio. Los excedentes deben servir al proyecto. Por tanto, puede tratarse de una asociación o de una empresa cooperativa, por ejemplo.

Integración en el territorio

Una ressourcerie es un sitio abierto e integrado con las políticas locales de gestión de desechos y complementa los diferentes servicios existentes. Así que podemos plantearnos diversas cuestiones previas, como:

  • ¿Cómo funciona la colecta y el tratamiento de desechos en mi territorio?
  • ¿Existen ya actores de la reutilización, de la educación medioambiental o de inserción social?
  • ¿En qué puede complementar todo ello la creación de una ressourcerie?
  • ¿Cómo su actividad se podrá articular con los anteriores actores?

No estaría mal una visita

Para comprender el funcionamiento cotidiano de una ressourcerie no está de más visitar una y conocer a las personas que trabajan en ella, y sobre todo, las que crearon el proyecto concreto.

ressourcerie tienda vacia

El antes…

Puede aprenderse mucho sobre este proceso de implantación, desde todos los factores que entran en juego hasta los errores más frecuentes o los problemas a los es probable que haya que enfrentarse al principio. Si lees hasta el final, te explico mejor cómo hacer esto.

Evaluar el filón de reutilización

¿Por qué no plantarse varios días en un punto limpio para estimar el potencial de desechos de los que podría ocuparse una futura ressourcerie?

Podremos medir el filón de objetos que pueden ser reutilizados, revalorizados o de los que se puede extraer parte de los materiales para la reventa. A partir de esta estimación se podría hacer una previsión de las cifras de venta de la tienda.

Además de que esta experimentación, enmarcada dentro de un primer contacto con las instituciones pertinentes para hacerla, añade credibilidad a la acción y justificación para el futuro proyecto. Y confirmará probablemente una aproximación de la cantidad de objetos de más que estas instituciones ya saben que van a la basura o a empresas de reciclaje.

ressourcerie tienda llena

… y el después

Financiar el lanzamiento del proyecto y la actividad

Una vez formalizado, es necesario financiar el proyecto.

Mientras que la actividad de recuperación y reutilización suele financiarse a través de la actividad comercial, los servicios de colecta y de sensibilización medioambiental serán prestaciones de servicio a pagar por las colectividades, individuos o empresas que los reciban (una charla, un taller de muestra en un instituto, la recogida de muebles y enseres en casas de particulares…). Hay papeleo que hacer.

Para el inicio de la actividad y el funcionamiento se puede igualmente pedir subvenciones, a instituciones públicas o también a fundaciones privadas.

No hay que olvidar la posibilidad de las campañas de crowdfunding, los préstamos de la red social cercana o de otras estructuras alternativas que puedan ayudar económicamente, como las cooperativas de crédito.

Una última posibilidad viene ejemplificada por la ressourcerie de Foix. En este caso la entidad pública que se encarga de la gestión de residuos paga por la realización de un estudio de un año sobre la viabilidad de un proyecto de ressourcerie en el territorio (no es una subvención). Además, pone a disposición un camión para la colecta (los gastos de seguro y mantenimiento corren de la parte de la asociación) y crea una convención para poder acceder al punto limpio a hacer la colecta durante este primer año de prueba.

ressourcerie camion

Descarga de objetos recuperados

Por otro lado, también se realizará un estudio del flujo de objetos recuperables en el punto limpio por el que se recibirá otra pequeña entrada económica. El dinero para comenzar sale de los bolsillos de varias personas que han decidido apoyar el proyecto en forma de préstamo que vence en un año.

Encuentros y reuniones para obtener aliados

Para ser conocido como actor de la gestión de residuos por los colectivos, como actor de la educación medioambiental y, en caso de decidirlo así, también de la inserción social, es necesario integrar a todos los interlocutores pertinentes en nuestra iniciativa.

También los potenciales financiadores entran dentro de este grupo. Muchos socios o partenaires a tener en cuenta, desde el primer estudio de viabilidad del proyecto hasta la implantación.

Es posible crear durante el proceso para lograr mayor eficacia y competencia, junto a otras estructuras, grupos o comités de pilotaje o comités técnicos.

Otros interlocutores

De cara a esta gran tarea, ¡no estamos solos!

ressourcerie stock vacio

No estamos solos

Hay numerosas organizaciones que podrán ayudarnos a madurar el proyecto y a llevarlo a cabo.

Comenzando por las plataformas de iniciativas locales que funcionan como semilleros de ideas. Pueden acompañar y facilitar la creación de pequeñas empresas, asociaciones y startups en general. También suelen ofrecer un buen servicio y sobre todo, apoyar en el respaldo institucional.

Y también al resto de actores de la economía social y solidaria, los de la educación medioambiental, de inserción social, de finanzas éticas y/o solidarias…

El modelo económico y salarial

El modelo económico y salarial varía de unas a otras ressourceries. Algunas se apoyan en subvenciones, pero es un modelo sólido y que ha demostrado que funciona en los últimos quince años.

Las mayor diferencia es trabajar o no en la inserción social. En caso de hacerlo, la asociación adquiere un componente social que sobresale a veces más que la reducción de residuos. Al menos, de forma visible para el público general. Externamente, y quitando el componente de reducción de residuos y de sensibilización, se parecería a Rastro Reto y asociaciones o fundaciones similares.

ressourcerie tienda ropa

La sección de ropa

De la misma forma, las instituciones gubernamentales y ciertas fundaciones apoyan más facilidad este tipo de proyectos con subvenciones.

Esto es así, me aventuro a decir, porque que la estructura económica de las subvenciones creo que parte con más presupuesto para este tipo de servicio social que para la gestión de residuos. Y es que esto último lo abordan directamente la municipalidad y empresas y sindicatos especializados, que no reciben subvenciones como las asociaciones, si no una prestación directa por el servicio.

Si no se trabaja la inserción social, sigue existiendo el valor de crear empleos estables y una estructura de interés colectivo. Será más difícil conseguir subvenciones al principio, pero este modelo no requiere de un cuerpo laboral tan grande como el de inserción. Crece más despacio debido a que los contratos cuestan más dinero que los de inserción (aunque estos son de muy corta duración).

Asimismo, estabilizar empleados supone contar con personas más experimentadas y especializadas y favorece la creación de empleos incluso en áreas rurales o de menos densidad de población, que normalmente lo tienen más complicado incluso que en las grandes ciudades para garantizar puestos de trabajo.

Algunos ejemplos de Ressourcerie

Si sabes un poco de francés, o aunque no sea el caso, puedes echar un breve vistazo por las web de diferentes ressourceries francesas (La Ressourcerie de Foix, La Glanerie, Le monde allant vers, Court Circuit, 2mains, Le Tri-cycle enchanté, La Seconde vie, Le parchemin, Recyclabulle… y muchas otras) para hacerte todavía mejor una idea de su actividad.

Y si tienes ganas de viajar y conocer más de cerca una, con vistas a que te sirva de práctica para iniciar un nuevo proyecto en tu zona, no dudes en contactar con cualquiera de ellas. En la mayoría de los casos, estarán más que dispuestos a acogerte unos días para empaparte bien de los valores, el funcionamiento y algunas competencias indispensables.

ressourcerie muebles con palettes

Transformación creativa

De hecho, desde 2008, la Red de ressourceries de Francia (comparto el enlace, aunque lleva caído varias semanas… www.ressourcerie.fr) organiza formaciones a futuros iniciadores de proyecto en distintos locales socios de esta red. En tres días, el objetivo es de interiorizar todas las cuestiones que tocan la actividad de una ressourcerie y los conocimientos necesarios y las etapas para su creación.

Puedes empezar por la Ressourcerie de Foix, en la que estoy involucrado yo, por el momento. Si no sabes mucho francés, tienes un traductor asegurado, aparte de mucha gente del sur de Francia que entiende un poco el español 😉

Y no me lo puedo creer, hemos llegado al final!

Aún me queda pólvora hablando de este proyecto, pero creo que he alcanzado el mínimo que quería para una buena entrada informativa.

Espero que alguno de vosotros, lectores y lectoras, hayáis encontrado algo más que un artículo interesante. Que te hayan entrado tal vez hasta las ganas de indagar más y se haya plantado la semilla para, en algún momento del futuro cercano, recrear el proyecto de ressourcerie en España (o donde quiera que estés).

Tal vez ya lo estés haciendo o conozcas alguna ya creada. Me encantaría que me lo contases en los comentarios. Y también el nombre equivalente en español, si es que hay traducción…

Y si piensas que a alguien más puede interesarle, comparte y reparte.

Preguntas, comentarios, clarificaciones… ya sabes dónde dejarlos.

Un abrazo  

 

 

(Visitado 189 veces, 1 visitas hoy)

6 Respuestas

  1. marcelo dice:

    Ooohhhh muy intreresante Miguel, un proyecto muy bonito, necesitare tiempo para leer los enlaces y si hubiese posibilidades serian increible, enriquece mucho al vecindario.
    estaria bien haceos una visita.
    un abrazo

  2. Marimar dice:

    Es una currada el proyecto y la entrada que has hecho. Me ha parecido bien explicada y estructurada.
    Este tipo de iniciativas me calan hondo pues mis inclinaciones artísticas, muy humildes, , siempre han ido por el derrotero del reciclaje de materiales , ya que a la vez que se creaba se hacia un tratamiento de residuos responsable y potenciado.
    Desde luego es una gran idea que no olvida ninguno de los puntos clave para un cambio de mentalidad en todos los aspectos, con un grado enorme de cooperación, labor social y a la vez ecológica.
    Envidio esa fuerza de cambio, pues aunque ahora diga que me pilla muy mayor para embarcarme en un proyecto semejante, en realidad si me hubiera pillado mas joven no se si habría tenido la valentía de movilizarme y zambullirme en él.
    Entrare en los enlaces y me empaparé un poco más pues me resulta muy interesante.
    En cuanto a lo de la visita también tomo nota,:) :). Besos

    • Bueno, el grado de implicación en un proyecto así puede variar mucho.
      En nuestro caso hay una buena cantidad de personas voluntarias que participan una vez por semana o incluso una vez al mes. Pero sólo eso ya enriquece y ayuda enormemente, si sumas toda la gente que pasa por el local.

      Así que, como siempre, todo es relativizar y pregutarse cuáles son nuestras prioridades y motivaciones.
      A mí me gusta el proyecto, pero personalmente, no me veo a largo plazo, si no, sólo en el lanzamiento y asentamiento y habrá otras personas a las que no les motivará lo más mínimo.
      Este artículo no va dirigido a ellas…
      besos

  1. 22 mayo, 2016

    […] A la vez que intento crear un proyecto de vídeos en Youtube, que sigo involucrado a tope en la Ressourcerie de Foix, que continúo con la planificación de nuestro viaje por América, que pretendo lanzar algunos […]

  2. 3 agosto, 2017

    […] anécdota. Antes de irme de Francia hubo una situación que me perturbó emocionalmente dentro del proyecto de la Ressourcerie en el que participé en […]

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza galletas, bueno, cookies, para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de mipolítica de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies