Ganas de viajar – Envie de voyager

¿Tengo ganas de aventura? ¿O tal vez sólo de demostrarme que puedo hacer un viaje así y que, por tanto, cualquiera puede hacerlo? ¿Acaso quiero demostrar que el mundo es un lugar lleno de buena gente?

Ai-je envie d’aventure? Ou peut-être juste de me prouver que je suis capable de faire un tel voyage et que, par conséquence, n’importe qui peut le faire? Est-ce que je veux démontrer que le monde est un lieu plein de bonnes personnes?

Bueno, hay un poco de todo eso en estas claras ganas de viajar. Mezclado con las ganas de ver a mis primas en Canadá, de viajar por mi propio pie o con transportes alternativos, de verme capaz de ser independiente y de vivir con muy poco, de ir codo con codo con Loupe y encontrar un punto mayor de comunicación y equilibrio, de expresar lo que siento con gente a la que apenas conozco, de abrirme y compartir la experiencia, de aprender esperanto, de volver a visitar a la gente de Nicaragua y enseñarle a Loupe el país, de llegar a Uruguay después de un fantástico viaje y comenzar el curso de Ludopedagogía y… después, de volver a Europa y establecerme en algún sitio.

Es factible, no son locuras.


Eh ben, il y a un peu de tout cela dans cet envie claire de voyager. Mélangé avec l’envie de revoir mes cousines à Canada, de voyager par mes propres moyens ou avec de transports alternatifs, de me voir capable d’être indépendant et de vivre avec très peu, d’aller côte à côte avec Loupéta et monter un autre niveau de communication et équilibre, d’exprimer ce que je ressens avec quelqu’un que je connais à peine, de m’ouvrir et partager l’expérience, d’apprendre l’espéranto, de revoir les gens à Nicaragua et le montrer à Loupéta le pays, d’arriver à l’Uruguay après un voyage magnifique et commencer le cours de Ludopédagogie et… puis, retourner en Europe et m’installer quelque part.

C’est faisable. Ce n’est pas une folie.

ganas de viajar

Viajar, por Julene Allende Noriega

Las ganas de viajar se enfrentan a… / L’envie de voyager face à…

Algo que puede pasar durante el viaje: la incomodidad de enfrentar la pobreza, gente que no tiene los recursos para hacer un viaje como el nuestro, o más bien con la seguridad que tenemos nosotros de poder volver, de tener un seguro de viaje que nos cubre las dificultades. Y de venir de occidente al sur, con todas las puertas abiertas.

Esto sigue mostrando una desigualdad, una injusticia que está presente en este mundo y a la que me opongo cada día, en los pequeños actos cotidianos, persona a persona. Procuro no ser parte de esta desigualdad, en mi forma de vivir, de consumir, de tratar a la gente.

Todas las personas sentimos cosas parecidas, compartimos nuestra humanidad, tenemos mucho en común. Sufrimos y, a veces, estamos contentos. El sufrimiento tiene distintos niveles y grados, y puede estar más oculto o ser más evidente. Pero todos sufrimos. Parto de ahí para evitar juzgar a las personas, sin justificar, pero comprendiendo el dolor como origen de todo mal.


Une chose qui peut nous arriver pendant le voyage: la gêne d’affronter la pauvreté, les gens qui n’ont pas les ressources pour faire un voyage comme le notre, ou plutôt avec la sécurité que nous avons de pouvoir retourner, d’avoir une assurance qui couvre certains difficultés. Et d’aller d’occident au sud, avec toutes les portes ouvertes.

Cela montre toujours l’inégalité, l’injustice présent dans ce monde dont je m’oppose chaque jour, dans les petites actions de mon quotidien, personne à personne. J’essaie de ne pas contribuer à cette inégalité, avec ma manière de vivre, de consommer, de traiter les autres.

Nous tous sentons des choses qui se ressemblent, partageons notre humanité, avons beaucoup en commun. Nous souffrons et parfois sommes contents. La souffrance a différent niveaux, et elle peut être caché ou très évident. Mais nous souffrons tous. Je part de là pour éviter juger les autres, sans justifier les actes, mais tout en comprenant la douleur comme origine du mal.

ganas de viajar coche

Viajar, por Christian Rodríguez Büchner

Los mayores peligros durante el viaje son algunos encuentros humanos, soy consciente. En lugares en los que haya mayor desigualdad cultural y económica, en los que haya una mayor polaridad. La polaridad económica crea una tensión, así como la polaridad eléctrica. Y de ahí, es normal que salten chispas de vez en cuando. Lo más probable es que salten entre los extremos: quien está más abajo se lanza con el que está más arriba y, si no puede, con el que alcance.

Nosotros estamos arriba. Sólo confío en que no llamemos lo suficiente la atención y que, si lo hacemos, sepamos conectar de una forma humana con la persona que sienta la presión de la agresividad para desahogar su sufrimiento o para salir de su situación de dificultad económica y vital.


Le dangers les plus grands que l’on peut trouver pendant un voyage sont certains rencontres humains, j’en suis conscient. Dans des endroits où il y a une grande inégalité culturel et économique, où il existe une grande polarité. La polarité économique crée une tension, comme la polarité électrique. Et de là, c’est normal qu’on saute des étincelles de temps en temps. Le plus souvent, on saute entre les extrémités: celui qui est plus au fond, se jette contre celui au top et, s’il ne peut pas, contre celui qui est à la main.

Nous sommes en haut. J’espère juste que nous ne nous remarquerons pas assez et que, si nous le ferons, nous saurons connecter d’une façon humaine avec la personne en face, qui sente la pression de l’agressivité pour soulager sa souffrance ou pour sortir de sa situation de difficulté économique et vital.

ganas de viajar atlántico

Viajar, por Raquel Selma

El mayor miedo / La peur la plus grande

Todo eso y más es lo que podemos encontrar en el camino. Y también menos, si el viaje se truncara por cualquier causa. Me daría más rabia eso que lo anterior. No poder ni siquiera cumplir ninguna etapa del trayecto.

También puede haber (y las habrá) dificultades entre nosotros, tensiones, ganas distintas u opiniones incompatibles en cualquier tramo del viaje en el que haya que decidir. La pequeña ventaja es que llevamos más de once años entrenando, no sé si para este proyecto o para algo más…

Ya sabemos un poquito de qué va el tema. Eso no quita que aparezcan otros desafíos que nos puedan sorprender, teniendo en cuenta que las condiciones de nuestro entorno serán un poco más extremas que estando en casa con todas las comodidades. Pero también es parte de la aventura y de todo lo que podemos aprender con el viaje.


Tout cela et encore plus, c’est ce qu’on peut trouver sur la route. Et aussi moins, si le voyage s’arrête pour n’importe quelle raison. Ça me mettrai plus en colère que le reste. Ne pas pouvoir accomplir aucune étape du trajet.

Il peut aussi avoir (et il y en aura) des difficultés entre nous, des tensions, envies différentes ou opinions pas compatibles à n’importe quel tronçon du voyage où nous devrions décider. Le petit avantage, c’est que ça fait plus d’once ans d’entraînement, je ne sait plus si pour ce projet ou pour quelque chose encore plus loin…

Nous connaissons un peu la chanson. Mais ça n’empêche recevoir des autres défis qui peuvent nous surprendre, ayant en tête que les conditions de l’environnement seront un peu plus extrêmes qu’en étant chez nous, avec toute commodité. Ça fait partie aussi de l’aventure et de tout cela qu’on peut apprendre en voyage.

Reconexión con las ganas de viajar / Reconnexion avec l’envie de voyager

Y con estas líneas, he podido conectarme de nuevo con las ganas de viajar, tras los momentos de despedidas de estos meses, en los que la conexión se ha hecho más con la tristeza del adiós y de dejar el hogar. Me sienta bien visitar esta pequeña isla antes de embarcarme.

Et avec ces lignes, j’ai pu me brancher à nouveau sur l’envie de voyager, après ceux moments d’adieu ceux derniers mois, où la connexion se faisait plutôt avec la tristesse de l’adieu et l’abandon de chez nous. Ça me fait du bien, visiter cet îlot avant m’embarquer.

(Visitado 92 veces, 1 visitas hoy)

4 Respuestas

  1. Itziar dice:

    Hola Miguel,

    Sin duda vais a vivir experiencias de todo tipo, supongo que en el fondo es lo que buscais para, a través de ellas, ganar en “conocimiento”, tanto a nivel externo como interno (por supuesto que os va a servir para llegar a conoceros mejor a vosotros mismos). Creo que vais a saber estar a la altura en las diferentes situaciones que se os presenten, por lo que leo va en consonancia en vuestra forma de ser, y seguro que dejáis vuestro granito de arena en muchos lugares.
    Por supuesto que el mundo tiene mucha belleza que iréis descubriendo, personas con corazones muy bonitos y que viven desde el amor, están dispersas por todos sitios, sin hacer ruido, pero dejando una maravillosa huella allá donde están… sólo hay que estar “atentos” y saber “observar” a nuestro alrededor…

    Gracias por compartir.

    Un abrazo fuerte fuerte 🙂

    • Desde el día uno estamos teniendo encuentros con personas de ese tipo. Yo estoy encantado con los momentos compartidos con tanta gente, ya sean viajeros como nosotros o no.

      Como contrapunto también me he encontrado ya con diversas situaciones que me muestran cosas de mí que no me gustan un pelo y que crean chispas entre mi pareja y yo. En nuestra rutina anterior, esto no era tan frecuente y se podían evitar o dejarlas desaparecer. Tomar espacio y respirar para que se calmara el oleaje. Estando de viaje, esto es un poco mas difícil. Toca trabajar 😀

      Gracias por leer y comentar
      Un gran abrazo

  2. Laura dice:

    Hola Miguel!!

    Cómo estáis? Cómo va ese viaje? Siempre un gustazo leerte…
    Y qué cosas tiene la vida!! Que hace poquito os cruzó con Adrián y Rosi, dos amigos muy queridos… me alegré mucho cuando me contó Adrián que os habíais conocido.

    A disfrutar, aprender y crecer con el nuevo viaje que estáis comenzando.

    Un abrazo grande

    • Hola Laura!
      Me alegro de que disfrutes de la lectura, aunque últimamente haya sido muy a goteo.
      Ya me contaron un poco estos dos de como te iba la vida y me alegro de que estés contenta por ahí por Jaca, con tu trabajo.

      Y en eso estamos, viviendo el viaje de la forma más abierta que sabemos. De momento, con parada en Cabo Verde…
      Un abrazo desde el sur!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza galletas, bueno, cookies, para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de mipolítica de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies