Libre albedrío, trampa kármica o ilusión relativista

Una reflexión sobre el libre albedrío, planteando la duda de si existe realmente y de si es compatible con la no linealidad de la dimensión temporal.

Para introducir esta reflexión sobre el libre albedrío, comenzaré con una anécdota. Antes de irme de Francia hubo una situación que me perturbó emocionalmente dentro del proyecto de la Ressourcerie en el que participé en Foix.

Usábamos una herramienta informática no libre y limitada y decidí posteriormente migrar a otra sobre la que tuviéramos todo el control y que tuviera más versatilidad, que además nos permitía aunar muchas de las funciones que requeríamos en la organización interna. Quise hacerlo desde un primer momento, pero la falta de tiempo y de conocimientos no me lo permitieron.

Llegó un momento en el que tenía que presentar en el equipo los problemas que suponía la antigua herramienta y las ventajas del cambio. En ese momento no veía soluciones eficaces. Tan sólo una sobrecarga para el resto, siendo que además se acercaba mi partida.

Lo que tengo claro es que la próxima vez que cree algo de cero que implique informática, esa temida herramienta en general, empezaré de cero con formatos abiertos y software libre. Nada de medias tintas. Evita problemas a la larga. Cuando no usas programas libres, te quedas encerrado por un lado o por otro para seguir utilizándolos y, al final, toca pagar o cambiar todo de golpe. Aprendido, a base de tortas.

Aquí llego al tema de esta entrada. Por qué siempre parece que tenemos que aprender algunas lecciones a base de tortas? Por qué no puede ser de otra manera? Es casi inevitable. Y, lo que es más grave: si hay algo que no hacemos de manera que evitemos la torta -en otras palabras, bien- dónde carajo queda el libre albedrío?

Libre albedrío como trampa kármica

En un sistema filosófico o espiritual en el que las situaciones a las que nos enfrentamos suponen este tipo de retos (elige bien o carga con el sufrimiento), o simplemente en ese supuesto kármico en el que no existe el azar, sino una especie de suerte condicionada a las consecuencias de otras decisiones pasadas (de esta un otras vidas), las opciones del libre albedrío se reducen drásticamente.

destino o libre albedrío

Fate, por elizalO

Parece ser que a veces suponen una broma pesada. Podríamos decir que es una ilusión, ya que puedes hacer las cosas de forma que todo siga para delante sin problemas o equivocarte estrepitosamente y pagar las consecuencias. Porque cuando la cagas, hay consecuencias, las queramos asumir o no.

Cagarla o no cagarla, esa es la cuestión. Tenemos dos opciones, no es necesario pensar mucho. De hecho, si somos conscientes de las opciones, para evitar el golpe, sólo hay una opción. Pero no! Podemos seguir eligiendo pegarnos la torta, somos libres. Qué ironía.

Abriendo el abanico de respuestas

En realidad, para hacer las cosas “bien”, no todo es tan blanco y negro. Suele haber más posibilidades y más caminos. Dependen de nuestra experiencia previa, o de quién tengamos al lado (porque habrá consejos e influencias). Dependen de nuestra personalidad y forma de hacer las cosas.

Aunque algunos guías espirituales, chamanes o adivinos con los que nos podemos topar, en la realidad o en un libro de autoayuda, nos dicen que si nos escuchamos, hay un destino único para cada cual. Eso NO me lo quiero creer.

Prefiero pensar que hay múltiples posibilidades para cada persona. No tenemos una única cosa que podamos desarrollar, en la que seamos buenos o que nos guste particularmente. Vale, habrá tal vez una favorita para algunas personas, algo súper claro. Pero siempre podemos hacer otras cosas disfrutándolas y que se nos pueden dar bien o que hemos aprendido durante el tiempo suficiente para desarrollarlas mejor que la mayoría.

Somos seres, por suerte, multidisciplinares a morir. Y hasta la muerte, podemos seguir variando y aprendiendo, si nos creemos capaces de ello.

La multiplicidad real de respuesta

cagarla

mistake, por Keith Avery

Así que, por suerte, a pesar de que a veces parece que sólo tenemos esas dos opciones (hacerlo bien o mal, de cara al resultado positivo o negativo), hay muchas formas de conseguir resolver un problema o de tomar una decisión para avanzar. Muchas formas de hacerlo bien y muchas formas de cagarla.

Sólo que si vamos un poco más lejos y consideramos que algo bueno es algo que nos sienta bien o que nos ayuda a evolucionar, los errores pueden ser algo muy positivo, a posteriori, ya que nos ayudan a avanzar más a veces que los logros. Y es que conseguir hacer algo es gratificante y querremos repetir. Pero meter la pata y afrontar las duras consecuencias nos motiva mucho más a no reproducir la misma decisión. Aunque debamos errar unas cuantas veces para darnos cuenta o para tomar la decisión.

Lo que te va a traer de cabeza

Ahora bien, según nos cuenta la física más avanzada, ya desde Einstein y sus coetáneos, con la teoría de la relatividad, es que la dimensión temporal es como las otras tres que conocemos, las espaciales, sólo que la primera la percibimos de un modo especial (artículo en francés). Tenemos la sensación de que todo ocurre en un orden bien estricto y lineal. De que el pasado terminó y de que el futuro no existe.

Pero estas teorías nos plantean la cuestión de que todo el tiempo ES, al mismo tiempo. Algo así como si cada momento fuera una hoja de papel y la línea temporal fuera una pila de hojas ya escritas, que existen simultáneamente. O, haciendo chirriar más las neuronas, como si fuera un único plano en el que está distribuido todo el tiempo existente.

la ilusion temporal

Short leash Time, por begemot_dn

En esa realidad conceptual, los viajes en el tiempo tienen su explicación (aunque no me voy a liar a descifrarlo aquí; no me veo muy capaz) y, al igual que algunos conceptos de física cuántica, logran que nuestro cerebro se retuerza procurando hacer una comprensión que escapa a nuestra lógica cartesiana.

Y claro, si todo ya está escrito, o si existe a la vez, entonces sí que tenemos un destino que ya está prefijado. Aquí tiemblan mis pilares sobre mi concepción del libre albedrío, a pesar de que no necesariamente es algo incompatible.

Voy a tratar de aclararlo…

Podemos, para empezar tener en cuenta que tal vez existan infinitos universos paralelos en los que ocurren todos los sucesos posibles.

También pienso que a pesar de que todo esté escrito, nuestras decisiones conjuntas serían lo que define la forma de lo que ocurrió y va a ocurrir. Si existe un origen de todo, una energía creadora o el dios del que hablan muchas religiones, en su omnipotencia, u omnisapiencia, mejor dicho, sería externo a esta pila de páginas o libro infinito. Para crear el infinito, debería poder abarcarlo, es decir, ser más grande que ese infinito. Y a pesar de ello, nos podría haber creado con libre albedrío, conociendo al mismo tiempo el inicio y final de la historia. Es algo complejo, pero por todo ello digo que no supone una contradicción exactamente.

Cómo escapo yo de esta paradoja

Así que nuestra percepción limitada del tiempo, la forma en la que vivimos esta ilusión, explicada por varias filosofías y religiones orientales, supone una paradoja para la concepción del libre albedrío.

Puedo percibir la posibilidad, comprender en parte la explicación científica relativista sobre que el tiempo exista todo al mismo tiempo, así como que un ente o energía externa lo comprenda tal cual es, por ser mayor que el infinito.

Pero no logro explicármelo lo suficientemente bien como para hacerlo evidente, sin eliminar esa posibilidad dada a cada ser de tomar sus propias decisiones. Y para mí, las decisiones son las que dan el sentido a la vida. El hecho de que podamos a cada momento dirigir el rumbo de nuestra existencia, dentro de que la marea no sea siempre propicia, supone que tengamos un cierto poder sobre ella. Sin esa posibilidad, nada importaría.

Incluso, como decía al principio, aunque las consecuencias reduzcan las posibilidades de elección para no llevarse esas tortas, prefiero el hecho de poder escoger.

libre albedrio

The Enchanted Wood, por slimmer_jimmer

Conclusión?

Así que, para mí, la cosa queda en que, si bien la historia ya está escrita, seguimos siendo nosotros los escritores, como personajes que construyen sus propias biografías y las de toda la humanidad en conjunto, dentro de la ilusión. De esa forma no conocemos todas las consecuencias a priori y el libre albedrío gana un poco de sentido.

De hecho, tal vez esa sea la gracia. Que al vivir dentro de esa ilusión temporal podamos evolucionar y aprender, viviendo los resultados de nuestras decisiones poco a poco. Si percibiéramos el todo, en ese caso no habría nada que aprender y no podríamos decidir libre y sinceramente. Estaríamos totalmente condicionados por el conocimiento del futuro.

Vomitado todo lo cual, si te quedan ganas de continuar con la reflexión, discrepar o tirarme un ladrillo (virtual) a la cabeza, permítete hacerlo aquí abajo.

Hasta pronto

(Visitado 105 veces, 1 visitas hoy)

3 Respuestas

  1. Marimar dice:

    Sí,quiero opinar pero a ver cómo me explico.
    Para mi el libre albedrío existe pero nos lo condiciona el entorno que nos recuerda que nos podemos equivocar, cosa ampliamente necesaria para adquirir nuestra experiencia de vida, y aquí ya entramos en el condicionamiento de ensayo- error que nos enseña lo que es gratificante y lo que es desagradable. Bien pues nuestra elección siempre debería ser la que nos sale de las entrañas a pesar de que no sea siempre gratificante o por lo menos no sea la opción condicionada de evitación, o en algunos casos sí. Es un poco que no nos importe cagarla o que no le prestemos tanta atención.
    Me encuentro dentro de los que piensan que nuestro destino está escrito, pero como un guion en el que se pueden modificar “las frases”, como una novela interactiva en la que hay varios caminos y finales.
    Pienso que aprender de nosotros mismos es importante aunque respetemos enseñanzas exteriores con la importancia que se merecen, pero estas no deben ser más que un apoyo.
    Un abrazo

    • Me ha interesado sobre todo el punto en el que defindes que cagarla puede ser “la elección correcta”. A veces parece ineludible en algún momento u otro de nuestro aprendizaje vital. Ensayo y error.
      Pero esa es la parte azarosa de nuestra existencia. Cuando la cagamos porque no sabíamos o no éramos capaces de prever el resultado. En ese caso el libre albedrío se asemeja a lanzar un dado. O ni siquiera, porque con un dado, ya tienes acotados los resultados posibles.
      Es una elección inconsciente. Y puede servir para aprender. A no cometer el mismo error. Es útil.

      Pero para mí, una elección de verdad es en la que conoces las consecuancias. Y entre las opciones, aunque sepas que una de ellas va a tener un resultado doloroso, a veces, esa es la sabes o intuyes que debes tomar.
      En ese caso, la utilidad de la consecuencia, respondería a un aspecto más moral o espiritual.

      Sería como dos niveles distintos de consecuencia dolorosa. El primero, por desconocimiento, el segundo, por convicción. Y según esta reflexión, ninguna de las dos decisiones podría ser considerada cagada. Ambas tienen un sentido.

      Creo que he mezclado un poco más la ya de por sí errática entrada. Pero aquí me ha llevado tu respuesta. Gracias!

  2. Marimar dice:

    El libre albedrío siempre tiene que ser consciente y tomar la decisión que nos salga de dentro, que este de acuerdo con nuestra ética y convencimiento aunque no siempre sea la de evitación, o sea la que esperan de nosotros. Aquí nos metemos en el terreno de las expectativas que los demás tienen de nosotros, que nos arrastran en ocasiones porque forman parte de nuestra vida. El libre albedrío es muy complicado y se cruza con divergencias que nos obstaculizan las decisiones. Tendremos que esforzarnos en lo posible en la lucha por nuestro propio yo, en la salvaguarda de nuestra autenticidad y elegir en la medida de nuestra lucha y de la que nos dejen. ¡De nada!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza galletas, bueno, cookies, para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de mipolítica de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies