Reivindicación del ocio. O los 5 pilares de la recreación que mejorarán tu vida y la sociedad

Un análisis del concepto de recreación, extrayendo cinco principios para que su implementación posibilite el desarrollo y realización personal y social.

Antes de que continúes leyendo, te engañé con el título. Ya sabrás, si me has leído o escuchado antes, que procuro no dar consejos para “mejorar tu vida”. Porque creo que cada cual es responsable de hacer este camino y que lo que vale para mí, puede no tener sentido para ti.
Pero permíteme que haga una zambullida un poco más conceptual o teórica por el momento. Te invito a construir a partir de ella un sentido propio, adaptado a tu forma de entender el ocio, o la recreación como acto político y de apropiación de tu tiempo.


Punto de arranque: la definición de recreación

Lo que voy a hacer en este artículo es, desde una definición que me gusta bastante sobre el concepto de recreación (que siempre se podría completar y adaptar), resumir en cinco pilares básicos los 19 principios que Howard Braucher, desde la National Recreation Association, expuso en su día en la década de los 30 del siglo XX, y que el autor, Juan Carlos Cutrera recogió y adaptó en su libro de Técnicas de Recreación, Ed Stadium, en 1993.
Aunque este último autor define la recreación de una forma similar, tomo aquí la que surgió del Congreso de recreación en Argentina de 1983:

La recreación es toda actividad libre, espontánea y voluntaria, que realiza el hombre, preponderantemente en su tiempo libre, tendiendo al logro de su bienestar y felicidad, mediante el encuentro con su propio yo e integrado a su comunidad, dando como resultado un fenómeno social que debe de enfocarse desde la perspectiva de la educación permanente.

Que la actividad sea libre y espontánea es imprescindible para poder ser disfrutada, aunque no de forma unívoca (se puede elegir libremente una actividad que suponga un esfuerzo o incomodidad, de cara a un objetivo ulterior gratificante, por ejemplo).
Y me resulta especialmente interesante que se señale ese “preponderantemente” al referirse al tiempo libre. Ya que la recreación también podría teñir los tiempos ocupados, ya sean de trabajo o no. Hablo más de esto en un artículo anterior acerca del ocio.

recreacion y juego

A partir de esta visión y en mi ya conocida defensa del ocio y del juego (o más ampliamente la lúdica) como actividad imprescindible para la completitud del ser humano, te presento esos principios. Simplemente los he puesto un poco al día, reagrupado y adaptado a la anterior definición de la recreación.

1. Necesidad fundamental de desarrollo humano

Completando la utilidad de un aprendizaje funcional, básico en los primeros años de vida, y aunque este no desaparezca nunca por completo, el juego satisface necesidades más transcendentales que apuntan hacia una completitud del ser, hacia un desarrollo psicoespiritual y social.
Así pues, toda persona necesita de la recreación, y no sólo los niños, para continuar con este desarrollo de una forma placentera, a lo largo de toda su vida, de forma permanente.
El acceso a este tiempo recreativo debe ser, además, libre y espontáneo, por la propia voluntad de quien lo vive, para que estas necesidades se vean realmente satisfechas.

capacidades de recreacion

2. Conocer, descubrir y aprender multitud de opciones

Toda persona debería recibir el apoyo y la información necesaria acerca de las diferentes actividades que puedan brindarle satisfacción personal en el ámbito recreativo.
Esto incluye las diferentes formas expresión creativa, ya sea verbal/escrita, musical, corporal o plástica, a las cuales debería poder tener acceso, según sus capacidades, y adquirir los conocimientos para poder usarlas como medio recreativo.
Las opciones aprendidas deben ser lo suficientemente variadas como para adaptarse a distintos contextos (interior/exterior, social/individual, físico/mental…) y lapsos de tiempo. También sería más que conveniente que algunas de ellas puedan realizarse con los medios mínimos y que sean muy sencillas de llevar a cabo.

aprender a recrearse

El aprendizaje no sólo debe basarse en la reproducción de actividades o la expresión creativa, si no que también puede basarse en la percepción. Es decir, obtener placer a través de los sentidos en una interacción receptiva de la expresión de otras personas (lectura, arte plástico, musical…).

Por último, dentro de este proceso de adquisición de competencias recreativas, es vital identificar las actividades en las que se tiene un mayor dominio o afinidad. Esto propiciará una posibilidad de mayor profundización y conexión desde un aspecto lúdico, lo que conecta directamente, según lo expuesto, con una mayor satisfacción y autorrealización.

3. Aprehender costumbres ociosas

Vivir el ocio de una forma sana y activa suele ser una actitud a aprender y a incorporar dentro de los hábitos personales. Lo que significa aprehender esa forma de vivir y de ser. Ello traspasar la limitación pasiva del bienestar para pasar a un estado del “bienser”.
Una forma de recreación activa puede ser tener uno o varios hobbies, que resultarán más provechosos si en su realización se implican capacidades distintas a las que se suelen utilizar en el resto del tiempo ocupado.

Pero más importante que el reconocer y establecer esas aficiones, sería el hecho de integrar en la vida la actitud lúdica, el hábito de juego. Éste hábito supondría esta expansión de la recreación, más allá del tiempo libre.
De ese modo, los tiempos ocupados serían resignificados con un sentido lúdico disfrutable, y las relaciones, normas e interacciones propias de esos tiempos, centradas en la productividad y el negocio, se verían así mismo afectadas positivamente.
Un ejemplo de ello sería transformar los tiempos de comida, desde una funcionalidad puramente fisiológica, a otra más ritual y social.

recreacion social

Paralelamente, los entornos y espacios públicos podrían ser reconsiderados con respecto a esta incorporación de costumbres ociosas, para centrarse en lo que debería ser vivir, frente a lo que todavía supone una prioridad, que es el ciclo de producción y consumo.

4. Derecho al descanso pasivo

El descanso, la reflexión y la meditación o contemplación son por sí mismas formas de recreación y nunca deben ser reemplazadas por formas activas.
Nada más que añadir ni aclarar. Dolce far niente.

dolce far niente

5. Responsabilidad individual y social

Cada individuo tiene la responsabilidad de participar y promover diferentes formas de recreación, así como de interaccionar en este contexto con sus pares, dentro de su comunidad y en la sociedad en la que vive.
A su vez, los grupos sociales y la comunidad en sí también tiene su rol y responsabilidad en la vida recreacional de todas y cada una de las personas que forman parte de ella.
Ambas partes del todo interactúan conjunta e inevitablemente del fenómeno social del ocio y su implicación es necesaria para el resultado satisfactorio de la recreación.

responsabilidad individual y social


Con esto dejo una huella más en mi camino hacia la comprensión del juego, o del concepto de la lúdica, en su sentido más amplio (trataré de profundizar en esa diferenciación en otra entrada).
Y acompaño ese análisis con el de la importancia de la recreación como proceso social, político y personal, clave para la realización y el desarrollo humano, tanto del individuo, como del grupo.

(Visitado 11 veces, 1 visitas hoy)

1 respuesta

  1. Mar Rovirosa dice:

    Dentro del bienestar psicológico el enfoque eudaimónico (origen en Aristóteles) se centra en el desarrollo y crecimiento personal que da sentido a nuestra vida y de alguna manera proyecta a la felicidad. Pues bien, dentro de ese crecimiento personal yo creo que están las actividades lúdicas, la recreación y la percepción como disfrute sensorial. Y estoy de acuerdo contigo en que tenemos un compromiso con nosotros mismos en desarrollar todas y cada una de las cosas que nos hagan crecer como personas y nos acerque a compartir con los demás esa capacidad para disfrutar.
    Tengo que decir que me encanta el cuarto pilar, últimamente lo ejercito mucho,:):). Un abrazo.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza galletas, bueno, cookies, para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de mipolítica de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies